América Latina

inicio   /   América Latina

¿No volverán? Caracas y Miranda quedaron en manos de la oposición

Diana Cordero  de Insurrectasypunto                         24/11/2008

 

Se acaban de dar los resultados de las elecciones de hoy en la República Bolivariana de Venezuela, jornada que obtuvo la más alta participación de los últimos 10 años: el 65,45%.

La oposición retomó el control de Caracas, del estado Miranda y mantuvo el estado Zulia. Hay dos o tres estados de los que aún no se conocen resultados definitivos.Numéricamente, la totalidad de estados en los que ganó el chavismo es alta, pero estratégicamente la pérdida de dos bastiones como Caracas y Miranda, es un duro golpe para la gobernabilidad del proceso bolivariano.

Si bien los resultados indican que se ha consolidado el Chavismo como la primera fuerza del país, mañana se deberán analizar muy cuidadamente las causas de estas dos derrotas.

La Alcaldía Mayor de Caracas, queda en manos de un histórico dirigente del Partido Acción Democrática, uno de los dos partidos de la Cuarta República en Venezuela.. Antonio Ledezma que se presentó por la Alianza Bravo Pueblo, y ha sido electo hoy como el nuevo Alcalde Mayor de Caracas, ya ha tenido un triste y desastroso pasaje por la Alcaldía de Caracas entre los años 1996-2000.

Sus políticas como alcalde fueron “ejemplares” persiguió a los vendedores callejeros (buhoneros) para “limpiar” la ciudad, inició una cacería de inmigrantes latinoamericanos a los que expatrió, reprimió las manifestaciones callejeras con salvaje y sanguinaria precisión, demolió el mercado popular de La Hoyada, contribuyo para que Caracas se llenara de miseria y aumentaran los índices de inseguridad.

Ya en la oposición estuvo implicado en la toma de la Alcaldía de Caracas en vísperas del fallido golpe de Estado del 11 de Abril de 2002 que secuestró a Chávez durante dos días y declaró presidente de facto al empresario Pedro Carmona Estanga.

Por otra parte, quien hoy fue electo como gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski (actual alcalde del Municipio Baruta) es un claro exponente de la burguesía local asociado a los intereses norteamericanos. También son conocidos sus vínculos con los grupos ultraderechistas católicos de Familia Tradición y Propiedad, de clara orientación nazi fascista.

Sus actuaciones destacadas durante el tiempo que giró en torno al proceso golpista en Venezuela, fue su participación activa en las conspiraciones, la irrupción durante el golpe de abril del 2002 junto con grupos de choque en la embajada de la Embajada de la Republica de Cuba en Venezuela, con amenazas y acciones agresivas que terminó con la destrucción de los bienes materiales de la embajada violando así los más elementales principios internacionales, delito por el que fue imputado por el Ministerio Público.

La marcha convocada por la oposición el 11 de abril, encabezada por la bandera de los Estados Unidos de Norteamérica, tenía detrás a Enrique Mendoza, Capriles Radonski, Carlos Ortega, Pedro Carmona Estanga y la burguesía aliada a Fedecámaras, a la CTV, y a los militares golpistas.

Por todo esto, por saber quienes son los que hoy han retomado el control de Caracas y Miranda, consideramos una tremenda derrota para todo el pueblo el resultado de estas elecciones.

Cabe ahora sin dilaciones proponerse una autocrítica de todos los sectores y militantes que somos parte del proceso bolivariano.

Debemos ver que fue lo que pasó, porque no ganó la oposición, perdimos nosotr@s. Ellos volvieron porque nos equivocamos y se debe asumir la responsabilidad del nefasto regreso de la más rancia derecha.

Hoy es un día de rabia y de dolor, muchas cosas están en juego en este momento, hay una América en pié de lucha que nos está mirando y observará expectante las consecuencias de  este duro impacto.

Y no se admiten  argumentos que relativicen la derrota. El 2 de diciembre del 2007, cuando se pedía desde muchos sectores que urgentemente se revieran los motivos de los resultados adversos   del Referendo para la reforma constitucional y se analizara con cuidado el rumbo de la revolución bolivariana, la respuesta fue quese había perdido porque no estaban en juego las candidaturas.

Hoy se han medido las candidaturas y se perdieron dos espacios estratégicos. Cuanto tiempo más deberemosesperar para hacer ese trabajo arduo pero imprescindible de revisar nuestras acciones de los últimos años?