América Latina

inicio   /   América Latina

La justicia se fortalece en Bolivia: prefectos opositores y Marinkovich cada vez más complicados, podrían huir del país

Flavio Dalostto              http://la-opinion-boliviana.blogspot.com/    02/12/2008

No importa si son indios, azules o marcianos. Los delincuentes rumbo a la cárcel
A continuación, ofrezco la lista de los detenidos (algunos fueron liberados) por el intento de golpe de estado contra Evo Morales, en septiembre pasado. Como se verá, están presentes los apellidos Apaza, Huari y Condorí, que son como López, Ramírez y Pérez en castellano, muy comunes. Apaza, Huari y Condorí son apellidos evidentemente indígenas. Esto nos demuestra que en la Nueva Bolivia de Evo y Linera, de nada valen los orígenes étnicos cuando se trata de castigar a los delincuentes. Indios, Croatas, Marcianos. No importa, porque ante la Nueva Justicia no habrá ciudadanos de primera o de segunda. El que rompe paga, el que mata paga. Después se defenderá en aymara, guaraní, croata, árabe o castellano, no importa. Bolivia avanza hacia el concepto de una Nueva Humanidad, donde la indianidad, la cruceñidad, la chapaqueñidad y la chaqueñidad no sirven de nada, si no contribuyen para el mejoramiento del hombre y de la mujer bolivianos,
Por genocidio en Pando: Leopoldo Fernández, Jorge Lengua Áñez, Olman Pino Soria, Máximo Ayllón Martínez, Rosendo Domínguez Deromídes, Melitón Brito Ferreira, Homer Polanco Ventura, Felipe Vigabriel (liberado), Agapito Vira Cuéllar, William Mosuco Rodríguez, Felsin Fernández Medina, Ademar Herrera Guerra, Oswaldo Valdivia Avariaga, Hugo Apaza Sahonero, Néstor da Silva Rivero, Ronald Mosuco Rodríguez, Abel Janco Cáceres, Danilo Huari Cartagena.
Por peculado en Pando: Juan Marcelo Mejido Flores, Gerardo Aliaga Paredes
Por destrucción del gasoducto Yacuiba-Río Grande: José Germán Vaca Ortiz, Jimmy Esteban Benítez (liberado), Reynaldo Bayard, Gonzalo Salazar.
Por golpiza a jefes Policiales en Santa Cruz: David Yuli, Jorge Brasil Vargas Vaca, Julio César Zenteno.
Por terro-periodismo en Riberalta: Jorge Melgar.
Por ejecución del soldado-niño Ramiro Tañini: Leopoldo Fernández, Máximo Ayllón Martínez (liberado), Felipe Vigrabiel (liberado), Agapito Viera Cuéllar (liberado), Osvaldo Valdivia (liberado).

No importa si son cocaleros o terratenientes. Cárcel a los delincuentes.
Victor Hugo Condorí e Iván Justiniano Skrubert están detenidos en la cárcel de Palmasola, por haber emboscado a una patrulla anti-narcóticos UMOPAR, a 27 kilómetros de Yapacaní, donde fue ejecutado el policía Rubén Titirico Cansaya y heridos otros 5 uniformados, que cumplían con su deber de vigilancia. Las pruebas contra los presuntos asesinos son abrumadoras, y se está investigando si ambos pertenecerían a algún sindicato de cocaleros. La emboscada habria obedecido a una venganza de narcotraficantes, por los golpes durísimos que el Estado Boliviano les ha dado en los últimos tiempos, al incautar 27.000 kilos de cocaína y detener a más de 3.000 personas vinculadas al narcotráfico.
Otros implicados en la emboscada, ya estarían identificados y sería cuestión de horas su captura.

Otra vez amenazan los residuos del cruceñismo acorralado
Ante la detención y traslado a La Paz de los autores de la golpiza a los militares cruceños Gemio y Obleas, el 15 de agosto pasado, cuando el prefecto cruceño Rubén Costas, les exigió, al frente de una turba, que lo nombre "¡comisario!" de Santa Cruz; los ¿líderes? de la unión juvenil cruceñista (ujc), lanzaron amenazas: Alfredo Saucedo manifestó a el diario "El Nuevo Día", que "...empiezan las movilizaciones sin descartar ninguna medida de presión". Marcelo Tufino, de la joven guardia de Falange (otro grupito terrorista), advirtió a el mismo periódico que "se preparan las protestas en las puertas de la fiscalía y de la policía..." Rubén "Comisario" Costas, el ridículo prefecto de Santa Cruz, acaba de amenazar al gobierno de Evo, diciendo "que se atengan a las consecuencias".
No, no es casual que los tres dirigentes cruceñistas, amenacen al mismo tiempo ¡otra vez! al gobierno de Evo Morales. Evidentemente no aprendieron la lección de setiembre y les quedan esperanzas que a través de su violencia (cada vez más desértica y solitaria) podrán torcer el rumbo de la historia. Tufino, Saucedo y otros perejiles, se meterán cada vez más en problemas; mientras, no nos extrañemos que los "cabezones" como Rubén Costas, Ernesto Suarez, Mario Cossio y Branko Marinkovich ya estén preparando las valijas para unas largas vacaciones, fuera de Bolivia. Mientras éstos tienen los recursos para huir y gozar de una vida más o menos holgada en el exterior, la perejilada no gozará de esas posibilidades y dará primero con sus huesos en las cárceles de Bolivia. En realidad, a los perejiles lo que más les conviene es hacer como los detenidos terro-cívicos José Vaca, Jimmy Benitez y Domingo Moreno, que se volvieron "los niños cantores de Viena", y están complicando cada vez más a sus jefes cruceñistas. Seguramente, éstos "arrepentidos", al colaborar con la justicia, obtendrán alguna reducción en sus penas.
http://la-opinion-boliviana.blogspot.com/