América Latina

inicio   /   América Latina

Unión de Trabajadores de Aragua aprueba Plan de Lucha para aplastar el sicariato y la impunidad

 
Unión Nacional de Trabajadores de Aragua                           02/12/2008

Con la rabia apretada entre los dientes, pero con la firme convicción de aplastar el sicariato y la impunidad, los integrantes de las juntas directivas de los sindicatos afiliados a la Unión Nacional de Trabajadores en el Estado Aragua, se reunieron de emergencia ayer domingo en Cagua, para evaluar la situación del movimiento sindical en la región, luego del asesinato cobarde de sus tres dirigentes Richar Gallardo, Luis Hernández y Carlos Requena.

Una a una, las juntas directivas de los sindicatos presentes en la reunión ratificaron su compromiso de mantenerse firmes en sus puestos de combate. “El mejor homenaje que podemos hacerles a los camaradas que nunca nos fallaron, que siempre estuvieron presentes cuando los necesitamos, es que mantengamos en alto sus banderas de lucha” afirmaban repetidamente y con sentida emoción los participantes en la reunión.

A renglón seguido de hacer los reconocimientos a los camaradas asesinados, los dirigentes sindicales insistían en salir de inmediato a la batalla, en no darle tregua a los asesinos, en denunciar a todos los sospechosos y en hacerle saber al pueblo venezolano y al mundo entero que en Aragua el sicariato no pasará y que con la movilización revolucionaria se derrotará la impunidad.

A medida que los compañeros y compañeras hacían uso de la palabra, la reunión adquiría mayor efervescencia y con sus distintas propuestas se iba delineando lo que sería el Plan de Lucha que al final de la plenaria sería aprobado por unanimidad y en medio de un estruendoso aplauso de compromiso revolucionario.

Aprobado Plan de Lucha para la primera semana de diciembre

Orlando Chirino, coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores fue el encargado de hacer el resumen de las distintas propuestas que fueron presentadas en el Plenario. En tono firme el líder de CCURA expresó: “El Plan de Lucha contra el sicariato y la impunidad empieza este lunes 1 de diciembre a partir de las 5 de la mañana en todo el Estado Aragua. En Villa de Cura, realizaremos asambleas en las empresas y los trabajadores de la Pepsi-Cola junto con los dirigentes de los Consejos Comunales que nos apoyan, serán los encargados de convocar una masiva concentración en la Plaza Bolívar. Allí distribuiremos miles de boletines y luego nos desplazaremos en movilización hasta las emisoras, para informar al pueblo sobre las actividades a desarrollar y para convocarlos a que se sumen a esta gran batalla contra los asesinos de nuestros camaradas y para reclamar a los entes correspondientes que no se desvíen las investigaciones y no haya impunidad.”

Prosiguió Orlando Chirino informando que “simultáneamente en Cagua, Santa Cruz, Maracay, La Victoria y Tejerías nos dedicaremos en los tres turnos de todas las empresas a realizar asambleas en los tres turnos para informar y debatir con los trabajadores el Plan de Lucha que estamos aprobando en esta magna asamblea de juntas directivas. Como parte de las actividades de este lunes, participaremos en la rueda de prensa que los coordinadores de la Unión Nacional de Trabajadores estamos convocando en Caracas en la sede de la central ubicada en Paraíso para denunciar estos crímenes.”

El día martes 2 de diciembre, desde las 5 y 30 de la mañana empieza la Jornada Regional de Protesta, parecida pero con acciones más contundentes como las que desarrollamos el vienes 28 de noviembre cuando se conoció la noticia del asesinato. A partir de esa hora estaremos en las empresas y nos declararemos en Asamblea Permanente como mecanismo que permita desarrollar la denuncia en los portones y las vías adyacentes a las empresas la denuncia del asesinato de nuestros queridos camaradas Richard, Luis y Carlos.

“Para ese mismo martes 2 de diciembre les solicitamos a los camaradas petroleros, siderúrgicos, empleados públicos, del sector automotriz y autopartista, portuarios, químico-farmacéutico y en general a todo el movimiento sindical venezolano que desarrollen asambleas informativas en sus respectivas empresas para denunciar el brutal asesinato de nuestros compañeros y la orientación de movilizarnos a nivel nacional para derrotar a los sicarios y sus promotores. Como parte de las acciones de protesta del martes 2 de diciembre, en Maracay nos pondremos en contacto con el nuevo gobernador del Estado para presentarle nuestra solicitud de garantías para el ejercicio de la actividad sindical en la región y para reiterar el llamado de respeto hacia a la soberanía, autonomía e independencia de nuestras organizaciones independiente.”

“Para el jueves 4 de diciembre, estamos convocando a una Gran Movilización Nacional con epicentro en Maracay. Llamaremos a todos los sindicatos del país para que nos acompañen, porque debemos tener claro que el sicariato sólo lo derrotaremos si movilizamos a todos los trabajadores a nivel nacional y si contamos con la solidaridad internacional. La dolorosa experiencia del movimiento sindical colombiano nos ha enseñado que necesitamos la mayor unidad y la respuesta contundente de masas para aplastar este flagelo.”

“En esa gran movilización nacional vamos a levantar como consigna la lucha contra el sicariato, contra la impunidad y vamos a proponerles a todos los trabajadores que paralicemos automáticamente la producción ante cada amenaza, ante cada atentado o ante cada asesinato. Que sepan los patronos y los promotores del sicariato que la vida de nuestros camaradas no tiene precio y que no les alcanzará todo el dinero del mundo para pagar a los asesinos a sueldo. Además, en todas aquellas empresas que se presenten amenazas por parte de los patronos, llamaremos a los trabajadores a que las ocupen y exijan al gobierno su expropiación”.

“Para derrotar la impunidad, presentaremos un escrito ante los organismos competentes para que todas las indagaciones, todas las pruebas le sean entregadas a la comisión que conformaremos con familiares de las víctimas, dirigentes sindicales e integrantes de organismos nacionales e internacionales defensores de los derechos humanos. No nos vamos a calar a que pasen los años, como desgraciadamente ha acontecido con el caso de Danilo Anderson, sin saber quienes fueron los autores materiales e intelectuales de estos crímenes. Los responsables tienen que pagar”.

“También apelaremos a la solidaridad internacional. Agradecemos la presencia de los compañeros de Conlutas de Brasil y de la izquierda socialista de Argentina que se desplazaron desde sus países para acompañarnos en estos difíciles momentos. Tenemos conocimiento que en Buenos Aires, San Pablo, Río de Janeiro, Santo Domingo, San José de Costa Rica, Ciudad Panamá. Ciudad de México y otras capitales se están convocando concentraciones en las embajadas de Venezuela en esos países para repudiar los asesinatos. En otros países se están recogiendo firmas de petitorios y en otros se realizarán movilizaciones. Saludamos todas esas iniciativas y sus resultados los estaremos informando oportunamente”.

Y en el marco de estas actividades le solicitaremos una audiencia al Presidente de la República Hugo Chávez, para presentarle nuestro reclamo de que se haga responsable de las averiguaciones que conduzcan al castigo de los culpables y las garantías sindicales y políticas de la Unión Nacional de Trabajadores y de nuestra organización política Unidad Socialista de Izquierda. Igualmente solicitaremos la expedición de un decreto de beneficios especiales para los familiares de nuestros camaradas que murieron defendiendo el proceso revolucionario y los derechos de los trabajadores. Reclamaremos pensiones para sus padres y esposas, becas de estudios y planes de seguridad social para sus hijos y todas las personas que componían el núcleo familiar de nuestros camaradas. La revolución en Venezuela tiene que honrar la memoria y el sacrificio de estos aguerridos camaradas que nunca dudaron en jugarse la vida para profundizar la revolución, para derrotar al capitalismo y el imperialismo, para desterrar la burocracia y la corrupción y para construir una sociedad de iguales, gobernada por los trabajadores y el pueblo.”.

“Por último, pero no menos importante, vamos a dar cumplimiento a una última tarea que le propuso Richard a varios compañeros 24 horas antes de su asesinato. Él dijo, «compañeros hay que cuidarse, vienen por nosotros, hay que organizar equipos de protección y hay que tener finanzas para garantizar la seguridad de todos nuestros camaradas». El compañero Richard no alcanzó a poner en práctica esta recomendación, pero nosotros la vamos a materializar. Vamos a constituir nuestros propios organismos de auto-defensa porque no nos vamos a dejar matar. Vamos a solicitarle a los trabajadores a las organizaciones sindicales un aporte especial financiero de fin de año para garantizar nuestros propios planes de seguridad, porque necesitamos preservar la vida de nuestros camaradas.”

El cerrado y emotivo aplauso de los participantes dio por aprobado el Plan de Lucha para la primera semana de diciembre. De inmediato los coordinadores de la federación sindical y los directivos sindicales se retiraron en dirección a los frentes de trabajo para poner en práctica las tareas acordadas.