América Latina

inicio   /   América Latina

[2785G_fernando_lugo_paraguay.jpg]

Lugo se pone los pantalones largos y Paraguay quiere dejar de estar de rodillas


Flavio Dalostto     http://la-opinion-argentina.blogspot.com/     08/12/2008


Tras 100 días de dudas y reflexiones en Paraguay, Fernando Lugo se pone los pantalones largos: Purga Militar, Revisión de Deudas Externas, Liberación Energética, Reforma Constitucional; independencia Informativa.
En el pasado mes de noviembre, Fernando Lugo, cambió la cúpula mayor de las Fuerzas Armadas de Paraguay. Ahora, el presidente paraguayo completó su transformación castrense, lo que ha sido calificado de "verdadera Purga": Pasó a retiro a 77 generales, almirantes, coroneles y capitanes de navío. También propuso el ascenso de 15 coroneles.
Algunos de estos hombres fuertes de las Armas Paraguayas, son personas muy vinculadas al ex-presidente Duarte Frutos.
Lugo ha anunciado que revisará, a ejemplo del Ecuador, su deuda externa contraída con Brasil, por la presa hidroeléctrica paraguayo-brasileña de Itaipú (la mayor del Mundo); la deuda con Argentina por la presa argentino-paraguaya Yaciretá (13.000 millones de U$S) y un crédito taiwanés por 400 millones de U$S que se sospecha, se lo habrían "comido" el ex-presidente Luís González Machi y sus ministros, por lo cual están procesados.

Fernando Lugo, además, quiere romper con el impedimento que tiene Paraguay, para vender a quien quiera y a libre precio, la parte que no utiliza de su 50% de energía hidroeléctrica que produce la represa. Paraguay, solo usa el 5% de la electricidad de la presa, pero debe venderle a precio vil el resto de la mitad que le corresponde, al Brasil. Esta situación, producto de un tratado entre dictaduras de los años 60'/70', es un verdadero anacronismo colonial energético de Brasil hacia Paraguay, y mantiene encorsetado al desarrollo guaraní. Este tratado, pretende ser revisado (o renunciado) por Lugo, lo que permitiría a Paraguay contar con 800 millones de dólares extras. Brasil teme que Paraguay quiera vender su energía a los brasileños directamente, rompiendo el monopolio de Electrobrás. Ya Bolivia inició el proceso de re-negociación de sus recursos energéticos, con la nacionalización de sus recursos hidrocarburíferos y re-negociación de las tarifas de venta de Gas y Petróleo a Brasil y Argentina. Lula se comió el trago amargo en esa oportunidad, como ese invitado a comer que pone cara de cosa rica, aunque la comida le sepa a basofia. El presidente brasileño, recibió con dignidad los retos de la industria paulista, alimentada con gas boliviano.

A tal punto ha llegado la provincialización paraguaya con respecto a Brasil, que durante años, los jefes de ambas oficinas de Itaipú (la paraguaya y la brasileña), siempre fueron brasileños. Todo indica, además, que la represa de Itaipú ha sido la caja negra política del Partido Colorado de Paraguay. Por primera vez, un paraguayo preside la oficina que le corresponde a ese país. Balmelli, dicho encargado, dice "Brasil ha inventado Suramérica. Ahora Lula debe demostrar que cree en ese concepto. De lo que decida Brasil, dependerá que nosotros podamos producir electricidad en los ríos interiores, llevar la energía a Itaipú y desde allí exportarla a Argentina y Uruguay. Eso sería un mercado energético integrado".
Quito, La Paz y Asunción se preguntan: ¿Qué relación quiere Brasilia? ¿La de Primun Inter Pares? o ¿La del Rey y sus Vasallos? La primera no será cuestionada por nadie, pero la segunda puede re-editar la vieja enemistad entre Hispanoamérica y Lusoamérica. Con Argentina ocurre otro tanto. La represa de Yaciretá (un cuarto de Itaipú) también reparte mitad y mitad de la energía entre sus países dueños; pero debido al escaso uso paraguayo, Argentina se termina llevando el 95% de la energía.

Lugo acaba de proponer una Reforma Constitucional que de soluciones estructurales al País, y no remedios coyunturales. El presidente paraguayo ha manifestado que cree en los cambios lentos, porque se consolidan y son duraderos; mientras que las transformaciones veloces suelen terminar frustadas. Ha dicho que no quiere cambios que favorezcan a su gobierno, sino a todo el Pueblo Paraguayo.
Además de todo esto, y poniendo los pelos de punta a los dueños de los grandes medios de comunicación, tan funcionales a un sistema tan injusto; Lugo ha anunciado la creación de una Agencia de Noticias Paraguayas, a cargo del gobierno. Los grandes medios ya pusieron el grito en el Cielo, temerosos que el pensamiento paraguayo empiece a formar un juicio crítico al poder "elegir" su información.

Reforma Agraria: Rebelión Campesina y Reacción Rural Propietaria
Paraguay es uno de los países donde la Tierra está más concentrada en pocas manos . Esto ha generado desde hace más de 100 años, un verdadero exilio de la nación paraguaya, sobre todo a Argentina, donde viven millones y otros millones más son argentinos descendientes del Paraguay. Los productores agrarios paraguayos, en su mayoría productores de soja y ganado, no quieren ceder ni un centímetro de suelo, para facilitar el asentamiento de miles de familias campesinas. La reforma agraria, prometida por Lugo en su campaña, choca con otra de sus promesas electorales, "respetar la propiedad privada".

Los campesinos están acampando a la vera de muchas propiedades rurales, amenazando con tomarlas, o en su defecto romper las máquinas y quemar sus cultivos. Los productores viven con miedo, ante tales amenazas. Las escaramuzas ya se han producido, pero el choque fundamental, todavía no, gracias a Dios. Lugo también tendrá que tomar decisiones fuertes en este campo, buscando recortar los feudos sojivacunos, en beneficio del Pueblo Campesino; pero sin quebrar el sistema productivo paraguayo, tan importante en cuanto a las exportaciones.
Por lo pronto, los productores sojeros y ganaderos paraguayos, ya lanzaron un paro nacional contra Fernando Lugo, para el 15 y 16 de diciembre. Todo indica que quieren copiar a las medidas del agro-poder argentino que hicieron tambalear al gobierno de Cristina Kirchner a principios del 2008, al rebelarse a pagar un aumento a las retenciones (impuestos) agrícolas a la exportación.

El atolondramiento del Movimiento "SinTecho" del ex-presidente Nicanor Duarte y una bala de origen indeterminado, confluyeron para matar a un hombre y herir a otros.
Los Movimientos "SinTecho" reclaman, la regularización de sus asentamientos urbanos en Asunción. El viernes, mujeres de estas agrupaciones se hicieron clavar clavos en las manos (crucificadas), para exigir al gobierno la creación de planes de viviendas populares, mediante la entrega de grandes sumas de dinero a esos grupos.
A esta movida, se sumó un grupo de campesinos que cortaron una ruta nacional, a 100 kilómetros de Asunción. La policía se presentó tratando de despejar la ruta, los campesinos los habrían atacado con palos y piedras, y los policías habrían reprimido. Un hombre que no tenia nada que ver, y que esperaba que se desbloqueara la ruta recibió un disparo, aparentemente de la policía.
Cabe repudiar la represión policial (si es que ellos dispararon), que tenía la responsabilidad de mantener la tranquilidad y esperar que se calmen los ánimos. Una vida humana siempre vale más que mil cortes de rutas.

Con respecto a los "SinTecho" de Asunción, también hay que decir que fueron parte del aparato electoral del Partido Colorado de Nicanor Duarte, quién a cambio de sus votos, los proveía de grandes sumas de dinero, las cuales difícilmente llegaban a la gente común, pero sí eran disputados por los cabezones de las diferentes organizaciones, que terminaron formando una "rosca". Varias de estas organizaciones están duramente enfrentadas entre ellos, por los dineros que recibían. Incluso, se sospecha que el crédito de 400 millones de dolares provenientes de Taiwán, fue "licuado" entre los líderes de éstos poderosos grupos. Estos grupos hasta determinaban la cantidad de millones de dólares que el estado debía darles o invertir aquí o allá.
Aparentemente, Lugo ha terminado con esa práctica, y ésto motiva la reacción de estos influyentes líderes político-sociales, contra el presidente paraguayo, que ahora ha costado una vida humana.

El Despertar Paraguayo
El gobierno del obispo Fernando Lugo, al frente de la República del Paraguay, nos tuvo en ascuas durante los casi 4 primeros meses de su gestión. Luego de 60 años de vergüenza colorada, en sus versiones "democrática" y "dictatorial", se rompió la inercia guaraní, con un Pueblo harto de ser la capital del contrabando, de la corrupción y de la desigualdad social. El Pueblo Paraguayo, noble y valiente se hartó de "perder", de perder siempre, de ser el Nadie de la América del Sur, de ser noticia por cosas malas y no por cosas buenas. Paraguay, la Nación casi exterminada, el Pueblo sobre el que descargaron sus miserias oligarcas, Argentina, Brasil y Uruguay, a fines del Siglo 19, el Pueblo que hizo suyo aquellos de "Rendirse Nunca y Retroceder Jamás". Paraguay, llamada en 1860 por la historia, a ser la primera potencia independiente "de verdad" de América Latina, la constructora del primer ferrocarril sudamericano, la promotora de un régimen social de avanzada con sus "estancias de la Patria", donde el estado (Siglo 19), tenía sus propios terrenos de cultivo para satisfacer las necesidades alimenticias del Pueblo. Paraguay del Gran López, enfrentado a una guerra desigual abusiva contra 3 potencias vecinas, alentadas por el Imperio Inglés.

Paraguay, la del mariscal Solano López, que jamás se rindió ante los ejércitos de la Triple Alianza, y fue ejecutado, a orilla de una laguna, por un soldado brasileño, que presa de inspiración, se dio cuenta que no podía "llevar preso a un valiente". Con la ejecución del Gran López, inició el Paraguay que conocemos, el de la Nación en Exilio, el del Pueblo despojado de su Tierra, expulsado al Suelo de sus destructores. Paraguay, el País de las contradicciones, que no se reconoce indio, pero habla un idioma que sí lo es. Paraguay, el País lanzado a destrozarse sanguinolentamente con Bolivia, a principios del Siglo 20, por dos empresas petroleras, cuyos dueños discutían sus conflictos "económicos", tomando un cafecito de por medio. Paraguay, el país amputado, el país al que quisieron dejar para siempre en una silla de ruedas, ciego y sin brazos. Paraguay, el rincón fluvial de la América del Sur, la Tierra que navega entre Ríos como Mares, Paraguay del Dolor y del Amor, Paraguay, el de la Selva carcomida. Paraguay, basurero del Mundo y colonia energética de la oligarquía brasileña, ha dicho BASTA.

La torpeza de Lula, el indefinido
Lula, presidente de Brasil, después de tener varias actitudes generosas y sin precedentes con Bolivia y Argentina, cambió (o no cambió, y nos hizo creer que era diferente). Lo cierto es que cambió su política hacia sus vecinos sudamericanos "los hermanitos"; cuando los grandes presidelincuentes del Norte del Mundo, lo invitaron, junto a Argentina, a integrar el exclusivo Club del G-20. El Club manejado por quienes han descalabrado el Planeta y a quienes no les importa en absoluto la pobreza y miseria de las 3/4 partes de él. El G-20, anfitrionado por el presidente Asesino del Mundo, el Hombre-Espanto, el Freddy Kruger de la política mundial, el Rey de las Mentiras de las Armas de Destrucción Masiva en Irák, el Autor del Irakicidio, del Afganistancidio, del Palestinicidio. El Hombre-Bomba, a quién Lula franelea en una foto que da asco. A ese Club de mundicidas, se ha afiliado el torpe Lula Da Silva.

El presidente de Brasil cambió el destino "manifiesto" de hacer de Brasil, la gran provincia articuladora de la América del Sur, el Líder fraternal de Todos los sudamericanos; por el papel de patriotero del Sub-Continente, o de Virrey de América Latina.
Hace unas semanas, Lula patoteó al Paraguay, con sus infelices ejercicios militares frente a Ciudad del Este, justo cuando estallaba el conflicto INTERNO entre campesinos paraguayos ávidos de Tierra y chacareros brasileños residentes en Paraguay. Luego, uno de su generales, amenazó con la hipótesis de tomar la represa binacional de Itaipú, con un "chasquear de dedos" (el militar no fue ni reprendido). Hace pocos días, el ejército brasileño invadió Paraguay, 30 metros adentro de sus fronteras. La respuesta del oficial a cargo de la invasión, se disculpó "no nos dimos cuenta". A esto se suma, el conflicto con el Ecuador de Rafael Correa, estafado por una empresa constructora brasileña, que era pagada por un crédito otorgado a Ecuador por un banco estatal brasileño BNDES. Correa se negó a pagar el crédito, así nomás, después que la obra de la empresa brasileña tiene graves fallas y dejó 4 meses sin agua potable a los ecuatorianos. Lula, bien molesto, retiró su embajador, con lo cual, técnicamente, rompió relaciones diplomáticas con Ecuador.

Ahora, Ecuador respaldado por varios países latinoamericanos en su postura, se "suman" a la revisión de las deudas con Brasil, para investigar si hay partes ilegítimas. El efecto "dominó" que logró la "brillantez" geopolítica de Lula.
Sigo teniendo Fe, que el Pueblo Brasileño, la parte noble y digna, que es la inmensa mayoría, le indique al "obrero" presidente Lula, el rumbo a seguir, que no es ni de hegemonía, ni de enfrentamiento con sus vecinos; sino de Liderazgo Regional del Brasil, que nadie discute (Brasil es el 45% de la América del Sur), pero un liderazgo moral, justo y solidario, que sea capaz de reconstruir la Confianza Mutua, sin la cual no podrán forjarse los Estados Unidos de la América del Sur. Hace muy pocos días, un grupo de 60 organizaciones sociales brasileñas, le escribieron a su presidente una carta, pidiéndole cambios de rumbo y profundizando las políticas sociales. Ojalá las escuche.
En tanto, el Paraguay, con sus rodillas rotas de tanto haber sido humillado, con gran esfuerzo (esfuerzo al cual debe apoyar el Pueblo de Brasil y toda Latinoamérica), está intentando (son décadas de estar arrodillado), levantar su morena cabeza y decir: YO SOY.
http://la-opinion-argentina.blogspot.com/